Depilación con cera

La técnica es muy sencilla, ya que solamente debe calentarse la cera ( a base de miel ), que se extiende por la zona a tratar, respetando la orientación del vello, y posteriormente se retira en sentido contrario.
Puede aplicarse en todo el cuerpo.

La depilación con cera es especialmente recomendable por su carácter higiénico. Además, debilita el vello y retarda su crecimiento.